martes, 15 de marzo de 2011

lunes, 14 de febrero de 2011

martes, 1 de febrero de 2011

miércoles, 19 de enero de 2011

osos gigantes!

La información fue publicada en el journal of paleontology
Un investigador argentino presentó en La Plata al oso más grande del mundo
Publicado el 19 de Enero de 2011
Por Emanuel Pujol
Agencia CTyS

Pesaba más de 1600 kilos y vivió en lo que hoy es la capital bonaerense hace un millón de años. Se estima que fue el mamífero terrestre más poderoso del Pleistoceno. El ejemplar hallado tenía una herida del tigre dientes de sable.


Una de las misiones de la ciencia es desterrar las fábulas o mitos, pero en este caso permite generar cuentos sobre un oso gigante que vivió en lo que hoy llamamos la Ciudad de La Plata, hace no más de un millón de años.
El doctor Leopoldo Soibelzon es el autor principal del paper que fue publicado en la revista estadounidense Journal of Paleontology, para dar a conocer al individuo de oso más grande jamás conocido.
Soibelzon, un apasionado en el estudio de los osos gigantes, invitó a la Agencia CTyS a comparar el húmero de esta “bestia” con el de otros animales de gran porte que se encuentran en el Museo de La Plata, para comenzar a comprender su dimensión. “Aquí vemos al oso polar, que mide 1,40 m y es el más grande que existe en la actualidad. Pero, al comparar su húmero con el de este individuo que reportamos, se nota que la diferencia es enorme”, mostró el investigador del CONICET.
Pero, claro, más vale medir a este oso con uno de su tamaño. Por ello, Soibelzon se paró al lado de un elefante actual y señaló: “Si comparamos al húmero de uno y otro, vemos que no es tanto más chico. Imaginen el cuerpo gigantesco que tenía.”
No hay registros de un Arctotherium angustidens de mayor tamaño. Este individuo de oso gigante de rostro-corto fue hallado en la última década de 1930, durante las excavaciones para construir el Hospital San Juan de Dios de La Plata, ubicado en las calles 25 y 70. Sus restos se encontraron a 9,6 metros de profundidad, dentro del piso Ensenadense.
Desde aquella época, ambos húmeros descansaron en los anaqueles del Museo de La Plata. “No es que haya sido datado ahora, sabíamos de la existencia de este material, pero es muy difícil encontrar el tiempo necesario para estudiar la totalidad de las colecciones”, explicó Soibelzon.
“Por nuestro conocimiento, este espécimen representa el oso más grande jamás recuperado”, aseveran Leopoldo H. Soibelzon y Blaine W. Schubert (de la Universidad de Tennessee) en el paper titulado The largest known bear, Arctotherium angustidens, from the early Pleistocene pampeam region of Argentina: with a discussion of size and diet trends in bears.
Los autores determinaron la masa de este macho a partir de diversas ecuaciones alométricas. La media y la mediana de todas ellas dieron 1588 y 1749 kilos, respectivamente. “Estimo que en posición erguida pudo haber alcanzado los tres metros”, agregó Soibelzon.
Cual Sherlock Holmes y su compañero Watson, Soibelzon y Schubert pudieron determinar, a partir del estudio de los húmeros, que este individuo bestial sufrió una herida severa durante su vida, en el costado izquierdo de su cuerpo, la cual le produjo una gran infección. Como si fuera poco, dan una hipótesis sobre el origen de esta lastimadura...
Los osos existentes pesan entre 45 y 750 kilos. La publicación de Soibelzon y Schubert detalla la evolución cronológica y comparativa en el tamaño de los osos de gran porte que habitaron en América del Sur, América del Norte y Europa, y aporta una discusión sobre la disminución de sus masas corporales en el tiempo.
“Pudimos determinar estas tendencias, muy interesantes, a partir del estudio de la masa de las distintas especies y de análisis paleobiológicos, como por ejemplo de la dieta que tenían”, comentó el paleontólogo.
Sobre una de las diapositivas presentadas por los investigadores a la revista Journal of Paleontology y en un reciente congreso internacional, Soibelzon explicó a la Agencia CTyS esta progresión en el tiempo: “Cuando los osos aparecieron en América del Sur, hace dos millones de años, tenían un tamaño realmente enorme. En tanto, en ese momento, los osos de América del Norte y Europa tenían una masa corporal que iba de lo mediano a grande, pero dentro de parámetros normales.”
“Y observamos que, a lo largo del Pleistoceno, los osos de América del Sur comienzan a decrecer en su tamaño, hasta llegar a la actualidad con el oso de anteojos, que no llega a pesar más de 140 kilos, mientras que los pertenecientes a América del Norte y Europa mantienen su masa hasta que se inicia la denominada era de hielo, hace aproximadamente unos 30 mil años”, continuó. Al finalizar el Pleistoceno, se produce la extinción de las especies de gran tamaño. Desaparecieron, naturalmente, el oso gigante de rostro-corto sudamericano y el oso de las cavernas europeo. A nuestros días, solamente llegan especies pequeñas o medianas, como el oso marrón en Europa o el oso polar en Norteamérica. <
Calificá esta nota:
Pobre
Decente
Bueno
Muy bueno
Excelente!


Miércoles 19 de Enero de 2011

Ediciones Anteriores
Email
Imprimir




Más
Tiempo Argentino - Seguinos en Facebook
Más noticias

* “Este convenio gasífero va a permitir abastecer los saltos en la demanda”
* La presidenta anunció que abrirá una embajada argentina en Qatar
* Los seis acuerdos criollo-qataríes
* Siete provincias irán a las urnas antes de la elección presidencial
* Una primera cita el 5 de junio que incomoda a Macri
* Las obras en Conchillas comenzarán en mayo
* El juez ordenó inspeccionar la base de Morón donde estuvo el Challenger
* Cinco pilotos declararon ante Oyarbide y complicaron a Jaime
* Clarín volvió a impedir una asamblea de trabajadores
* Solá amenazó con irse del PJ disidente por las elecciones internas
* Duhalde propone limitar los derechos de los obreros

martes, 27 de julio de 2010

Los osos siguen siendo noticia!

Urso gigante habitava Argentina, revela fóssil
Publicidade
REINALDO JOSÉ LOPES
ENVIADO AO RIO

Há 700 mil anos, um urso que pode ter passado de 1,5 tonelada atacava os herbívoros de La Plata, na Argentina, com a mesma voracidade que os humanos gaúchos hoje dedicam ao churrasco.

Clima matou grandes animais, diz estudo

Trata-se, de longe, do maior urso que já viveu, e do maior carnívoro do planeta durante o Pleistoceno (a Era do Gelo), afirma um dos responsáveis por descrever o fóssil, Leopoldo Soibelzon, do Museu de La Plata.

"É outra ordem de magnitude [perto dos demais ursos]", diz Soibelzon. Há registros de ursos-polares com até uma tonelada no começo do século 20. Hoje, eles e os ursos-pardos, os dois maiores bichos do tipo, não passam de 700 kg.

Editoria de Arte/Folhapress


O pesquisador apresentou os dados no 7º Simpósio Brasileiro de Paleontologia de Vertebrados, organizado pela Unirio (Universidade Federal do Estado do Rio de Janeiro). Os fósseis -dois "braços", ambos com ossos articulados- amargaram décadas de gaveta antes de ser analisados.

HOSPITAL

"Foram achados durante a construção de um hospital em La Plata, 40 anos atrás. Quando você os vê pela primeira vez, fica achando que são de um mastodonte, de tão grandes", diz Soibelzon.

"Sempre quis trazer a público, mas a vida vai levando, o momento nunca chega."
A oportunidade veio quando o argentino e uma aluna iniciaram um estudo da massa (o popular peso) dos ossos fósseis.

Visitando museus, e com ajuda de um colega americano, Blaine Schubert, da Universidade Estadual do Leste do Tennessee, Soibelzon se deu conta de que nenhum outro urso chegava perto do monstrão.

Trata-se, aliás, de um gigante entre gigantes: sua espécie, Arctotherium angustidens, já era conhecida pelo tamanho, mas nunca se imaginou que um indivíduo pudesse ficar tão grande.

A explicação para o porte desmesurado do bicho provavelmente tem a ver com o fato de que os ursos são invasores recentes na América do Sul, vindos do norte depois que a América Central se formou e uniu os dois subcontinentes americanos.

"Logo aparece em cena um urso gigantesco num continente, naquela época, quase vazio de carnívoros", explica Soibelzon. "Tinham um mundo, um supermercado de carne para comer."

Quando outros carnívoros, como os felinos, foram se estabelecendo na América do Sul, os ursos evoluíram para se tornar menores e mais herbívoros. A única espécie ainda viva na região é o urso-andino (Tremarctos ornatus), com apenas 150 kg.

Um estudo sobre o exemplar gigante do Arctotherium angustidens sairá na revista "Journal of Paleontology".